España en Serio

Discurso de Miguel Ángel Recuenco en el acto de homenaje a la Constitución

Discurso de Miguel Ángel Recuenco en el acto de homenaje a la Constitución

Mi más cordial bienvenida a este Teatro José Monleón, que este año, tiene el honor de celebrar nuevamente la conmemoración del Día de la Constitución así como la entrega de las distinciones de la Ciudad.

En primer lugar quiero felicitar a todos los honrados con los diferentes reconocimientos de la ciudad de Leganés. Porque nosotros, el Alcalde y los Concejales, somos unos humildes representantes elegidos por todos ustedes, los vecinos, con carácter temporal, pues estamos de paso y tenemos que acreditar el honor y la responsabilidad de ser concejal. Sin embargo los reconocidos hoy por la institución, lo son por lo que han hecho ya o por lo que representan para la ciudad. Por ello, en nombre del Partido Popular, tengan nuestra más sincera enhorabuena.

Este año se ha cumplido 38 años desde la aprobación de la vigente Constitución española. Y quiero aprovechar el día de hoy para recordar a las personas que la hicieron posible, empezando por el Rey Juan Carlos que fue su gran inspirador. Por entonces, yo tenía 2 años, pero me han transmitido la generosidad y grandeza que derrocharon los políticos de uno y otro signo a quien se les encomendó la tarea de redactar un texto legal en el que todos los españoles pudiesen sentirse debidamente representados. Y en el que todos pudieran sentirse amparados.

Teníamos un País que tenía problemas gravísimos, pero que tenía la energía suficiente y el valor  para superarlos con determinación, con fe democrática y con espíritu de concordia.

Sin duda aquel fue un momento excepcional. Es cierto que los españoles más jóvenes no hemos tenido la suerte de participar de aquella ilusión colectiva, pero hemos tenido la suerte de disfrutar todo lo bueno que nos ha traído la Constitución. Nos ha traído una España plenamente democrática y reconocida como tal, en todo el Mundo. Nos ha traído Europa, con sus políticas de cohesión, con el euro, con la apertura al exterior. Nos ha traído la modernización de nuestra economía, la expansión de nuestras empresas. Hoy tenemos también unos servicios sociales que jamás habían existido en la historia de España y que en otros países son sencillamente inimaginables. Sanidad, Educación y Pensiones Universales y públicas. La descentralización política, la estabilidad política e institucional, las libertades, la cohesión social. Esos principios tan importantes también vinieron de la mano de la Constitución.

En definitiva la Constitución nos ha definido como lo que somos hoy, un país moderno, abierto y tolerante. La Constitución no es un corsé que nos impide movernos, es el marco donde las libertades y los derechos de cada español, encuentran su acomodo y su amparo. Y a pesar de las dificultades que hemos tenido, estos 38 años han sido, de lejos, los mejores de nuestra historia reciente. Por eso quiero rendir un homenaje a quienes hicieron posible la Constitución y a quienes desde distintas posiciones políticas han trabajado para preservarla y para desarrollar toda su potencialidad en beneficio de los españoles.

Decía ya Pericles, allá por el siglo V antes de Cristo, con motivo de un homenaje que realizaba el estado ateniense, (cito textualmente):

Comenzaré, ante todo, por nuestros antepasados, pues es justo y, al mismo tiempo, apropiado a una ocasión como la presente, que se le rinda este homenaje de recordación. Habitando siempre ellos mismos esta tierra a través de sucesivas generaciones, es mérito suyo el habérnosla legado libre hasta nuestros días.

Estas palabras de Pericles nos recuerdan una cosa que a veces se nos olvida: Un Estado y sus instituciones no nacen con la generación que está viviendo. Ello es la consecuencia de un largo proceso en el que han participado en su conformación muchas generaciones que nos han antecedido.

Ahora se escuchan voces que indican que no están de acuerdo con el texto constitucional porque ellos no lo votaron. Debo decir, que es legítimo ese pensamiento, porque por suerte estamos en un país donde hemos heredado la libertad. Pero igual de legítimo, es pensar que el texto constitucional es plenamente vigente, porque pese a que yo no tuve el honor de votarla, eso no me impide ver, desde mi humilde punto de vista, que quienes las votaron, nuestros padres y abuelos, tenían muy claro lo que querían. Perseguían una reconciliación, el consenso, libertades civiles y políticas, la integración europea. Ansiaban que sus hijos tuviesen las oportunidades que ellos no habían tenido de estudiar y de prosperar en la vida. Cuando se aprobó la Constitución se tenía claro lo que se quería: VAMOS A MIRAR AL FUTURO. Nuestros mayores sabían, que si se entretenían en mirar el pasado, o incluso el presente, se perderían ese futuro. Ellos consiguieron su objetivo, dejarnos una España mejor. Pues les puedo asegurar que esa es la senda a seguir, y ahora, “los jóvenes” tenemos la obligación de mejorar ese legado y conseguir un futuro mejor, pero mal vamos si comenzamos mancillando el pasado.

Es cierto que la Constitución va camino de los 40 años, y lo que se quiere conservar es bueno reformarlo. Pero como cualquier reforma que se acomete en la vida, siempre es bueno conocer que se quiere al final de esa obra, porque si no es así, nos podremos encontrar con sorpresas desagradables en la ejecución del proyecto. A la hora de afrontar una hipotética reforma hay que evitar a toda costa el “uso partidista, interesado y oportunista” y me temo que España en estos momentos no está preparada para ello. Si se inicia esa reforma, previamente tenemos que saber cuál es la finalidad común y crear un marco de coincidencias y no de discrepancias.

Por tanto, antes de iniciar ese viaje, sería oportuno saber que se quiere reformar, a donde queremos llegar. Porque hay unas posiciones muy claras que tiene la mayoría del pueblo español, que son: la unidad de España, la soberanía nacional y la igualdad de derechos.

La experiencia nos demuestra que todos los avances en nuestro País han sido fruto del diálogo y el acuerdo político. Y elegir otro camino que no sea la concordia y el consenso nos abocará a un precipicio con un mal final. Y esa concordia, dialogo y consenso hay que demostrarlo en las instituciones donde no deben tener cabida los insultos y las descalificaciones del adversario político.

Quiero apelar en este día a la capacidad de diálogo y a la altura de miras que deberíamos tener todos los partidos políticos. Y los grandes logros se consiguen con pequeñas acciones del día a día. Desde el PP de Leganés lo demostramos, y usted lo sabe SR. Alcalde, día a día, con pequeñas acciones dentro de la totalidad de una nación, pero de gran importancia para nuestro Municipio, como ha sido el votar a favor de arreglar las instalaciones deportivas de La Cantera o el votar a favor de que vengan 13 millones de Euros de la Comunidad de Madrid a nuestro pueblo para arreglar colegios públicos. Siendo el Partido Popular el único grupo de la oposición que votó a favor de ello y lo seguiremos haciendo por nuestros vecinos.

De un modo u otro, por encima de divergencias o dificultades, lo esencial es que merece la pena seguir trabajando día a día por nuestra Constitución.

Merece la pena seguir defendiendo sus principios y sus valores.

Merece la pena salvaguardar su espíritu de concordia: el que nos anima a dialogar para superar los conflictos, a preferir el acuerdo a la confrontación, a impulsar reformas en vez de fracturas.

Muchas gracias.


Etiquetas asignadas a este artículo:
Constitución

Artículos relacionados

¿Nueva Política? ¿Estamos seguros?

En los últimos tiempos se nos esta bombardeando con las palabras “Nueva Política”, pero lo que la actualidad nos muestra

El Partido Popular suple la inoperancia del Alcalde en materia de fomento empresarial

La Comunidad de Madrid ayuda a los Comerciantes de Leganés por medio de sus asociaciones.  El Partido Popular ha mantenido

Partido Popular de Leganés con la economía del municipio

La economía para en el sector sigue escala más en la gráfica económica con el partido popular La economía para en

No hay comentarios

Escribir un comentario
No hay comentarios todavia! sé el primero en comentar el artículo!

Escribir un comentario

Tu dirección de e-mail no será publicada
Required fields are marked*