España en Serio

Moción en defensa de la democracia, la unidad de España y de nuestra Constitución

El 12 de octubre celebraremos el día de la hispanidad, una efeméride que intenta agrupar todo lo que fuimos y lo que somos como país. Pero este año será diferente, principalmente porque pocos días antes el independentismo catalán intentará perpetrar uno de los mayores ataques sufridos por nuestra democracia, donde unos totalitarios secesionistas quieren liquidar nuestra democracia imponiendo sus ideales al resto de ciudadanos de nuestro país que mayoritariamente no comparten dichos ideales.

La democracia no es solo una forma de gobierno, es también una forma de vida, en el que las personas dialogan, acuerdan, participan y votan con el objetivo de llegar al máximo consenso posible, todo ello basado en unos principios que son ampliamente defendidos y apoyados por todos.

Pero algo capital en una democracia es el respeto a las leyes, y esto es básico, porque ellas son las que nos marcan y nos permiten vivir de una manera responsable y justa, así como igualitaria para todos. Este respeto a las leyes es lo que nos permite exigir nuestros derechos y nos impone la necesidad de cumplir con nuestras obligaciones.

En los más de quinientos años de historia de nuestro país, hemos vivido distintos momentos, pasamos de ser un imperio donde no se ponía el sol, a un país invadido por un rey extranjero, pasamos de ser un país pionero en democracia con la constitución de 1812 a vivir una dictadura. Pero todo ello ha quedado atrás y ahora vivimos en democracia, una democracia que nos hemos ganado, no sin que haya habido cesiones y concesiones entre aquellos con ideales que parecían irreconciliables, pero todo ello por una visión conjunta por parte de todos de que queríamos ser un gran país unido y en paz.

Un país que ha crecido gracias a la colaboración y apoyo de todos, con la suma de todas nuestras diferencias, lo que nos hace más ricos. Porque no son iguales un gallego que un canario, porque la cultura mediterránea es diferente a la vasca, porque los paisajes de Extremadura poco tienen que ver los del pirineo catalán, porque los melillenses o ceutíes no son iguales que los castellanos y así un largo etcétera y todas estas diferencias y singularidades, lo único que hacen es engrandecer un país como el nuestro, esa diversidad es la que hay que fomentar y apoyar, pero todos unidos en democracia y bajo la Constitución.

Este intento de romper España no es el primero, ya sufrimos con gran dolor, el ataque constante de un grupo terrorista, con el mismo objetivo que ahora tiene los independentistas catalanes, y al que todos juntos y en democracia hemos conseguido vencer. Y este mismo espíritu es el que nos llevará a vencer esta nueva agresión a la democracia, a la unidad de España y a la Constitución.

Esta semana, el Parlamento Catalán votó una ley para dividir España y secuestrar nuestra constitución, pero tanto esta actuación como cualquier otra en democracia debe estar sujeta a una norma jurídica, y tanto esta iniciativa como la posterior de la Ley de desconexión, se han realizado sin ese sustento jurídico. Actuaciones de este estilo son más propios de países donde la legalidad se retuerce o en el peor de los casos se ignora con el único fin que sus gobernantes consigan sus objetivos claramente ilegales y antidemocráticos, y España y por ende Catalunya no pertenecen ni puede pertenecer a ese colectivo.

Estamos viviendo unos días muy convulsos, nuestra democracia, la que votaron nuestros padres, está siendo secuestrada por un proyecto secesionista y excluyente, que además no cuenta con una mayoría social y que quiere dividir a los catalanes en dos, estigmatizando a aquellos que no son favorables a la independencia como malos catalanes o de segunda. El fin nunca puede justificar los medios, y por legítima que pueda ser la defensa de la independencia, la ruptura de las reglas de juego, el ataque al sistema que todos nos hemos dado, incluido los propios (dado que se saltan su propia estatut), la falta de respecto absoluta a la ley que debe regir en las instituciones y el asalto a la democracia, hacen que estas actuaciones invaliden cualquier actuación al respecto.

Este ataque a nuestros valores debe ser respondido con firmeza por parte del gobierno, pero esta respuesta debe contar como así ha sido con el apoyo de todos los partidos constitucionalistas, y esa unidad es la que nos hará fuertes frente a los intolerantes y totalitarios, y esperamos que esa unidad se refleje en el pleno de nuestro ayuntamiento.

DISPOSITIVO:

Por todo lo anteriormente expuesto proponemos las siguientes medidas;

  • Pedimos a todas las fuerzas políticas municipales y constitucionalistas mostrar nuestro apoyo para hacer frente a esta ruptura de la legalidad y preservar la unidad de España.
  • Publicar en la Web municipal la presente moción como apoyo incondicional a la constitución y a la unidad de España.
  • Instalar en todos los edificios municipales como símbolo de unidad la bandera nacional (en aquello en los que no está).
  • Remitir la moción, así como el resultado de su votación al Parlamento Catalán y de manera particular a la Sra. Forcadell Presidenta del mismo.

Etiquetas asignadas a este artículo:
España

Artículos relacionados

Moción para solicitar al Pleno del Ayuntamiento de Leganés las actuaciones necesarias para mejorar y acondicionar el barrio de Valdepelayos.

El barrio de Valdepelayos, también conocido antiguamente como el sector 3, es un barrio residencial que se constituyó por la

Debate sobre el Estado de la Ciudad. Propuesta de resolución del Grupo Popular sobre el Centro de Mayores de El Carrascal

En España existen más de 8.500.000 personas mayores de 65 años, lo que supone el 18,4% del total de la

No hay comentarios

Escribir un comentario
No hay comentarios todavia! sé el primero en comentar el artículo!

Escribir un comentario

Tu dirección de e-mail no será publicada
Required fields are marked*