España en Serio

Vivir sin un techo

Vivir sin un techo

Desde hace una década, el 23 de noviembre se considera el día europeo de las personas sin techo. Un día al año para evidenciar que más de 40.000 personas en España se ven abocadas a vivir en la calle, a carecer de ese ‘techo’ que al resto nos protege y resguarda cada día al llegar a casa. Un techo que creemos siempre estará ahí, pero que por muchas circunstancias (desempleo, enfermedades, desahucios, adicciones, etc) un día desaparece. Día que por lejano no deja de ser posible, y que convierte una vida acomodada en una lucha constante por la supervivencia. ¿Dónde dormir? ¿dónde comer? ¿dónde asearse? ¿cómo resguardarse del frío, y las inclemencias del tiempo? ¿cómo protegerse de los delincuentes? y así un largo etcétera. Preguntas cuyas respuestas se aglutinan en tres palabras…EN LA CALLE. Calles en que estos “sin techo” pasan -en el mejor de los casos- desapercibidos, como si formasen parte del paisaje urbano. En muchos otros son víctimas del desprecio, las afrentas e incluso las agresiones.

En una sociedad del primer mundo, del bienestar -como nos han enseñado a llamarla- los poderes públicos deben velar por todos los ciudadanos. Es de recibo EXIGIRLES soluciones al drama de los ‘sin techo’. Nuestra Constitución propugna el derecho de todos a una vivienda, a la educación, a desarrollarnos en igualdad y sobre todo, a la vida. A una vida digna.

Pero los ciudadanos de a pie también tenemos obligaciones, responsabilidades, frente a este drama. Las que manan de la empatía, de la ética y los principios. No podemos hacer dejación de ellas, trasladarlas a los políticos y esperar que sea sólo en ese ámbito en el que se busquen y adopten medidas eficaces. Debemos tener altura de miras, construir un mundo mejor y más justo para las generaciones presentes y futuras. Con pequeños gestos seremos capaces de que poco a poco, los ‘sin techo’ vuelvan a tener uno sobre sus cabezas, a dormir calientes, seguros, y protegidos

Querría acabar con una reflexión de Gabriela Mistral: “Donde haya un árbol que plantar, plántalo tú. Donde haya un error que enmendar, enmiéndalo tú. Donde haya un esfuerzo que todos esquivan, hazlo tú. Sé tú el que aparta la piedra del camino”. Seamos cada uno de nosotros, mientras exigimos soluciones a quienes tienen responsabilidades públicas, quienes apartemos las piedras del camino, hasta lograr que no sea necesaria conmemoración alguna el 23 de noviembre.

Beatriz Martín-Palomino y Cantos es abogada y forma parte del Comité Ejecutivo del Partido Popular de Leganés


Artículos relacionados

Para quien me quiera escuchar

Que canten los niños que alcen su voz Que hagan al mundo escuchar Que unan sus voces y lleguen al

Nosotros SÍ estamos operativos, me tienen a su disposición: 609457032

Lo primero que quiero hacer es desearles a todos un feliz verano en la mejor compañía. En el momento de

Paralelismos

Por fin tendremos un gobierno para este país, pero hemos sufrido una situación muy complicada con un gobierno en funciones

No hay comentarios

Escribir un comentario
No hay comentarios todavia! sé el primero en comentar el artículo!

Escribir un comentario

Tu dirección de e-mail no será publicada
Required fields are marked*