Hay Futuro

¡Buenos días Leganés! !Felices Fiestas para todos!

¡Buenos días Leganés! !Felices Fiestas para todos!

 

Lo expresaría con júbilo y entusiasmo a mis vecinos de Leganés que hemos pasado tantos malos tragos en estos dos años. Una pandemia en la que hemos perdido a muchos de nuestros seres queridos sin podernos despedir de ellos, hemos visto como estallaba una guerra en Europa donde vemos la muerte a diario por televisión y que ha originado un éxodo demográfico que no se veía desde la Segunda Guerra Mundial y -donde los leganenses han mostrado su cara más solidaria ayudando de forma desinteresada mostrando empatía con el pueblo ucraniano-; sin olvidar la gran crisis económica y social que estamos padeciendo que nos preocupa pensando en el futuro más próximo.

Por eso, este año, me gustaría que mi ciudad, mi pueblo, tuviera unas fiestas organizadas con mucho mimo y esmero, pensando en cada detalle para que fueran del gusto de todos. Las gentes de Leganés se lo merecen. Programaría conciertos a la altura de una gran ciudad, garantizaría la seguridad, cuidaría nuestras costumbres y tradiciones que nos han legado nuestros antecesores, cómo es el Traslado a la Virgen, los festejos taurinos y los encierros,  o escuchar a las charangas de las peñas que son el alma de las fiestas.  Transmitirá  en las calles el entusiasmo y la euforia del gentío, me sentiría orgullosa de ver a mis vecinos como se contagian del fervor de las fiestas del 15 de agosto 2022.

Pero esto es una ilusión, como las que crean los ilusionistas en sus espectáculos. Una realidad soñada, porque no tenemos grandes conciertos, ni sabemos seguro si se van a celebrar, no tenemos toros, el equipo de gobierno socialista no cuenta con las peñas, no informan a tiempo de las actividades a los vecinos, no hay programas de mano suficientes…   Leganés no se merece esto.

Además,  la ciudad sigue sucia e insegura y tiene a muchos de sus habitantes -que pagan sus impuestos religiosamente-  descontentos y desanimados esperando algo mejor, algo que merecen.

Ya escribí una vez y expliqué que Leganés era un barco a la deriva, sin rumbo. Ahora pienso que hemos naufragado porque sólo hay desidia y dejadez por parte del capitán y sus tripulantes. Ahora, con una mezcla de preocupación y esperanza, los pasajeros de este navío esperan un nuevo futuro para cambiar de rumbo en mayo de 2023.

 

Violeta Bonet Atienza 
Vicesecretaria de Organización del Partido Popular de Leganés


Artículos relacionados

¿Qué modelo de ciudad queremos? Sencillo.

La aritmética de las últimas elecciones municipales llevó a una fragmentación de concejales que invitaba al consenso de todas las

El Honor es mi Divisa

Acercándose la festividad de la Virgen del Pilar quiero dedicar unas palabras y rendir un sincero homenaje a una de

Ha llegado el momento de Los Valientes.

Desde las elecciones celebradas el pasado 26 de Junio se han escrito ríos de tinta sobre las posibilidades de constitución

No hay comentarios

Escribir un comentario
No hay comentarios todavia! sé el primero en comentar el artículo!

Escribir un comentario

Tu dirección de e-mail no será publicada
Required fields are marked*