España en Serio

Moción del Grupo Municipal Popular para solicitar al alcalde el cese del Concejal de Hacienda y Patrimonio por su nula gestión en sus áreas de competencia.

Después de más de dos años de gobierno del Partido Socialista e IzquierdaUnida-CM, es hora de hacer un repaso a una de las concejalías principales de todo ayuntamiento, la de Hacienda, y lo es porque es el pilar que sustenta toda administración pública, y en Leganés este pilar que debería ser robusto, sólido y estructurado, no es más que un montículo de arcilla sin estructura, sin forma y sin objetivos.

Sin entrar a valorar la inexistente gestión, la nula planificación y la errática dirección del concejal de Hacienda y Patrimonio y de sus directoras generales, nos centraremos solo en una relación de hechos.

La usurpación al pleno del debate de presupuestos, durante estos años de desgobierno, no se ha presentado al pleno ningún presupuesto para su debate. De hecho, lo que presentaron a los grupos políticos no fue más que un borrador de macro cifras sin detalle, legado muy pobre para un concejal de hacienda. Si esto ya fuera preocupante, peor es la situación en 2017, donde ni siquiera se ha preparado un presupuesto, ni se ha preocupado de preparar ese documento a colores que tanto le gusta enseñar a los grupos políticos, dando claras muestras de desgana y motivación por dotar de presupuestos actualizados a nuestra ciudad.

La inexistencia de una de una planificación a largo plazo para cuadrar las cuentas municipales con el objetivo de cumplir con el requisito de remanente positivo de caja. El plan económico financiero 2014-2017 ha vencido y no ha presentado al pleno un nuevo plan para el periodo 2018-2021, y que además tiene la obligación legal de hacerlo. Esto no es más que un reflejo de la poco previsión y visión que se tiene de la situación económica del municipio.

Las ordenanzas fiscales, y ya van tres que se presentan tarde, fuera del periodo preciso para que puedan entrar en vigor en el año que comienza. Por definición las ordenanzas fiscales es uno de los pilares de los ingresos de un Ayuntamiento y se deben conocer para poder hacer un presupuesto realista y factible.  Un año más las ordenanzas se presentaron a los grupos sabiendo que en su mayoría, las que se deben aprobar antes del 1 de enero no entrarían vigor, dado que no había tiempo material. Pero si esto ya es grave, lo es más su reiterada retirada una vez presentada por los grupos las correspondientes alegaciones, evitando así su debate en pleno.

Siguiendo con el área fiscal, habría que hablar de ese famoso Plan de Inspección Fiscal, y famoso porque nadie lo conoce, a pesar de que el concejal indica que es público. Es desconocido por los empleados municipales, es desconocido por los vecinos, es desconocido por los grupos políticos a pesar de que se le ha requerido en numerables ocasiones que nos lo presente, una más de ocultismo o peor aún de invención.

La inexistencia de un correcto archivo del inventarío municipal, con el agravante de tener un pliego paralizado durante más de dos años que hubiese resulto este problema, y que ha sido puesto en evidencia en los últimos informes de intervención sobre las cuentas generales. Esto solo demuestra la negligente toma de decisiones que se realizan desde el área de hacienda y contratación que dirige. Así mismo en cuanto a contratación, podríamos destacar los innumerables retrasos que existen en los pliegos como el de telefonía o recaudación ejecutiva (este necesita un apartado), que no todos son directamente achacables a su gestión, pero si repercuten en sus áreas, como la de tesorería con el innumerable número de reconocimientos extrajudiciales que presentan al pleno y que muchos de ellos se deben a la inexistencia de un contrato en vigor.

Un ejemplo de un reconocimiento extrajudicial provocado por su mala gestión de las decisiones es el pliego de Recaudación Ejecutiva, que por interés “público” se decidió renunciar a él a pesar de existir ya ofertas presentadas, para realizar un nuevo pliego, lo que provocó la no resolución del problema y el aumento de los reconocimientos extrajudiciales.

Todas estas decisiones han provocado un problema más grave, y que es al aumento del periodo medio de pago, lo que ha provocado una sería advertencia del Ministerio de Hacienda indicando la posible intervención de las cuentas municipales. En solo dos años hemos pasado de cumplir el periodo medio de pago a multiplicarlo por cuatro, lo que deja en evidencia una vez más la pésima gestión del área de Hacienda y Patrimonio.

DISPOSITIVO:

Por todo ello solicitamos para su votación en el pleno, el cese del concejal delegado de Hacienda, así como las directoras generales de Hacienda y Patrimonio, aunque por dignidad política deberían presentar su dimisión a la vista de la relación de hechos que hemos presentado.

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Etiquetas asignadas a este artículo:
hacienda

Artículos relacionados

Moción en defensa de la democracia, la unidad de España y de nuestra Constitución

El 12 de octubre celebraremos el día de la hispanidad, una efeméride que intenta agrupar todo lo que fuimos y

Moción sobre la transparencia en el desarrollo del PP-4 «Puerta de Fuenlabrada»

El desarrollo urbanístico del PP-4 “Puerta de Fuenlabrada” tiene sus orígenes por el año 1999-2000, donde se procedió a la

No hay comentarios

Escribir un comentario
No hay comentarios todavia! sé el primero en comentar el artículo!

Escribir un comentario

Tu dirección de e-mail no será publicada
Required fields are marked*